Compartir

España es uno de los rincones preferidos para los turistas de todo el mundo, y uno de los países con más monumentos Patrimonio de la Humanidad Cultural y Natural. Se trata de un majestuoso enclave en el que poder disfrutar de maravillosas ciudades durante todo el año gracias a su clima. Y es que tanto la capital, Madrid, como Sevilla, son dos joyas para los visitantes y se encuentran unidas por el tren de alta velocidad AVE Sevilla Madrid, que las une en menos de hora y media.

 

Madrid es una ciudad que no deja indiferente a nadie y que necesitarás de muchos días para conocerla a fondo. Eso sí, si tienes pocos días no puedes perderte sus maravillosos rincones como el Museo del Prado, la Puerta del Sol, la Gran Vía, el parque del Retiro y los barrios de Lavapiés, La Latina o Malasaña. Un lugar en el que no vas a parar, Madrid está lleno de teatros, cultura, exposiciones, museos y cine; así como eventos todos los días del año.

Por otra parte, Sevilla se muestra ante nosotros como la gran joya del río Guadalquivir y es cada vez más accesible desde el norte y centro de España gracias al AVE Sevilla Madrid. Desde su estación de Santa Justa podremos disfrutar al máximo de los rincones más andaluces que nos ofrece la capital de Andalucía, un lugar lleno de olores y sabores con espacios mágicos como la Plaza de España, la Giralda o la isla de la Cartuja, por no olvidar el río o la Torre del Oro.

Una experiencia que podrás vivir a un precio asequible y con las mejores condiciones gracias a todo lo que ofrece el trayecto en AVE. No se trata únicamente de tiempo, sino también de comodidad ya que la ubicación en el centro de la ciudad de ambas estaciones es todo un privilegio para poder disfrutar en compañía de amigos, pareja o familia.

Dos ciudades que no puedes perderte, aunque sí que te perderás en ella si viajas sin mapa. Sevilla es la tercera ciudad más poblada de España y cuenta con un gran atractivo histórico debido a que ha sido la capital del Comercio con el Nuevo Mundo, así como un lugar de vital importancia desde la época de los fenicios al periodo de los romanos.

Por otra parte, Madrid se ha convertido en la capital de España y en el centro neurálgico de la historia Moderna y Contemporánea. En la ciudad podremos observar el llamado Madrid de los Austrias, el Palacio de La Zarzuela, el Palacio Real, La Almudena o la Puerta de Alcalá, entre otros lugares a los que podremos acceder gracias al AVE Madrid Sevilla por un módico precio y en muy poco tiempo de Santa Justa a Atocha.

Eso sí, Madrid y Sevilla son dos ciudades que podrás visitar solo, ya que ofrecen al visitante un sinfín de experiencias únicas para disfrutar. Desde museos, monumentos culturales o naturales y una gran cantidad de eventos y espectáculos a diario para todo tipo de público.

Y es que una de las grandes ventajas que presentan estas dos grandes urbes es que existe un hueco para todo. No importa la edad, la hora o el día. Madrid, como gran capital que es, se encuentra a medio camino entre una gran metrópolis y una ciudad histórica que bebe de la historia de los Austrias.

Sevilla, por su parte, fue la capital de comercio con el nuevo mundo y se presenta como un estupendo bastión para el disfrute del público a orillas del río Guadalquivir. Desde teatros a una gran cantidad de cines.

Todo ello sin olvidar la más de veintena de museos con los que cuenta cada ciudad para vivir a diario. El arte y la cultura se sumergen en estas dos ciudades, y muchos de estos lugares están a tan solo unos minutos a pie de las Estaciones de Atocha y Santa Justa, los lugares de encuentro de los viajes que podrás llevar a cabo en compañía de los tuyos.

Por último, no debemos olvidar la estupenda gastronomía del lugar. Y es que España se caracteriza por ser uno de los países con una alimentación más rica y saludable, así como la más variada por su dieta Mediterránea. Por ello, en cualquier rincón de Madrid y Sevilla podrás vivir la experiencia de platos como la tortilla de patatas, el cocido madrileño o el cachopo, así como las migas y platos como la fabada o el Vermut típico de Madrid.

Por otra parte, Sevilla se muestra abierta a otro tipo de alimentos. La ganadería bovina y porcina de la zona sur de España se ve en gran medida en muchos platos de la capital de Andalucía como las migas extremeñas o el jamón serrano.