Compartir

Cuando se habla de Amazon en el sector de las Pymes, no hay consenso en si supone una amenaza o una oportunidad para su supervivencia.

Amazon es actualmente una plataforma que pone en contacto con éxito a miles de empresas con millones de usuarios a nivel mundial

Cuando una persona desea hacer una compra online, lo más probable es que vaya primero a Amazon, ya que sabe que va a encontrar productos al mejor precio y con un plazo de entrega dificilmente superable. Las pymes poco tienen que hacer frente a una competencia de este tipo, a menos que ofrezcan también buenos precios, entrega inmediata y/o atención personalizada. 

Ante este escenario, cabe la duda si Amazon es o un competidor feroz contra las pymes o si estas pueden subirse al carro ganador a cambio de ceder su cartera de clientes. Al respecto, antes de embarcarse en solitario en esta aventura empresaria, muchas empresas prefieren asesorarse por una agencia Amazon en Madrid. El motivo es que dicha plataforma ofrece una complejidad considerable, al existir ya muchos vendedores que ofrecen muchos de ellos los mismos productos. Dado que al vender en Amazon hay que ceder un porcentaje de las ventas y aceptar sin rechistar cualquier devolución, es importante tener un conocimiento exhaustivo de su funcionamiento interno.

Ventajas de vender en Amazon

Tal vez vender en Amazon no llama la atención de muchas pymes, bien sea por no ver necesario incrementar el volumen de ventas, o por no entender los beneficios que ofrece. En su haber, este marketplace tiene prácticamente todas las características que un vendedor, sea particular o de empresa, puede querer. Por eso se vuelve una herramienta tan poderosa al momento de utilizarla: brinda todas las bondades que un ecommerce desearía tener.

Es confiable

No hay persona que compre en Amazon que no confíe. Tiene una credibilidad intachable entre los consumidores. Esta es la principal razón por la que los consumidores vienen hasta acá: saben que no tendrán ningún problema con la compra y, en caso de tenerlo, se harán responsable.

Atrae a millones de consumidores

Como se dijo anteriormente, la popularidad de Amazon es abrumadora. En caso de vender allí, no hay que hacer el trabajo de atraer a un potencial cliente que tenga ganas de evaluar productos y/o comprar. El usuario que llega tiene la predisposición de adquirir algo, por lo que no hay que preocuparse de ‘convencerlo’ con un lenguaje que sea sutil: no hay que venderle nada en sí y el llamado a la acción cambia por completo el sentido.

Se reducen aún más los pasos del embudo de compras

Es fácil que el comprador compre porque puede que ya tenga asociada su tarjeta de débito o de crédito o que tenga salgo en su cuenta de Amazon. Se elimina un paso en el embudo de compras, lo que hace más fácil que se termine la transacción. No hay demasiado espacio para la duda.

Permite la internacionalización

Hacer global a un negocio amplía enormemente un mercado. Ya el target se resume en saber en cuál de los dominios de Amazon es más conveniente publicar. Y eso no excluye a ningún potencial cliente a lo largo del mundo, ya que cualquiera puede comprar donde quiera.

Logística y gestión de inventario eficientes

Los servicios Amazon FBA y Amazon FBM ayudarán a la pyme a gestionar las ventas, y el almacenaje y la distribución de sus productos. Resultan muy útiles para no tener que lidiar con los procesos burocráticos ni la experiencia de la exportación en importación.

Posicionamiento en Amazon

Dentro de la plataforma son necesarias estrategias de posicionamiento, tanto con a través del seo interno como de los anuncios que permiten a unas marcas destacar frente a otros competidores dentro del propio marketplace. La intencionalidad de compra ya está, por lo que estas dos disciplinas del marketing cambian por completo el sentido. Aquí es muchas veces donde las pymes no logran dar con la respuesta y fracasan. 

El SEO en Amazon por su parte será de otra manera completamente diferente. Las imágenes van a jugar un papel mucho más protagónico que antes, los títulos largos y descriptivos serán los más llamativos, la información mucho más condensada e impactante será más mejor recibida que algo explicativo, las palabras clave funcionan diferente, etc. Es SEO, sí, pero cambia muchísimo.

Respecto al posicionamiento de pago en Amazon, muchas veces es obligatorio aplicarlo para destacar, no queda de otra opción, ya que Amazon da prioridad a vendedores con ventas consolidadas y cuentas optimizadas.  El objetivo es hacerse visible y la mejor manera es invirtiendo en publicidad, logrando que los  los usuarios añadan los productos a su carrito y finalicen la compra. 

En definitiva, nos encontramos ante una plataforma que no es fácil rentabilizar si no se tiene experiencia en ella, pero que, bien gestionada, puede ser una gran oportunidad para cualquier empresa de cualquier tamaño.