Compartir

Cuando hablamos de puertas industriales podemos hablar de muchas cosas, pero cuando hablamos sobre el mantenimiento, hay que ponernos muy serios, ya que el mantenimiento de las puertas industriales es de carácter obligatorio y no todo el mundo es conocedor de la norma, exponiéndose a consecuencias muy graves e innecesarias en el caso de accidente laboral.

Pero para entender por qué es obligatorio, primero hay que saber qué es un mantenimiento.

¿Qué es el mantenimiento de puertas industriales?

Cuando hablamos de mantenimiento nos referimos al contrato que se firma entre el cliente y la empresa mantenedora. En este, el primero cede la responsabilidad al segundo, siendo el segundo el encargado de la realización de la inspección de mantenimiento básica siguiendo la UNE–EN12635 en la que reflejará dos informes: el informe correctivo (de carácter obligatorio) y el informe preventivo (no obligatorio, pero recomendable).

Una vez elaborados estos dos informes, la empresa mantenedora condenará el equipo como apto o como clausurado. En el caso de clausura, la empresa mantenedora la señalará como inutilizable bajo su responsabilidad, pero el cliente será quien decida su utilización siempre bajo su completa responsabilidad.

En el caso de que decidas que tu equipo cumpla la normativa y se encuentre dentro de la legalidad, deberás realizar el mantenimiento preventivo como mínimo (recomendamos los dos, ya que el preventivo nos eliminará problemas a largo plazo).

Una vez realizado el mantenimiento preventivo se procederá a realizar otra inspección de mantenimiento en la que se volverán a generar los 2 informes. Si no se detectan más incidencias en el informe correctivo, se procederá a condenar el equipo como apto, encontrándose este dentro de la legalidad y listo para su utilización sin peligro. A partir de ahora la responsabilidad recae nuevamente sobre la empresa mantenedora y, esta le hará entrega de su libro de mantenimiento.

Aclarar que el coste de la subsanación de ambos informes corre a cuenta del cliente, ya que normalmente el contrato de mantenimiento cubre el mantenimiento básico y la realización de los dos informes.

Si tienes una puerta industrial o acabas de adquirir una, la mejor opción es que te pongas en contacto con alguna empresa especializada en el mantenimiento de puertas que sea de tu confianza y les cedas esta enorme responsabilidad para que únicamente te preocupes de utilizarlas.

¿Quién es el responsable del mantenimiento?

En cuanto a tareas de mantenimiento, el propietario de una puerta industrial es el responsable de la realización de su mantenimiento, siendo quien deberá contratar una empresa mantenedora para la realización del mismo. Estos nunca pueden ser realizados por el propietario según normativa.

El fabricante establecerá las revisiones necesarias a realizar, así como la frecuencia de dichas revisiones. Todo ello especificado en el correspondiente manual de uso, instalación y mantenimiento, según normativa europea UNE–EN12635. En caso de que el propietario no disponga del manual de instrucciones del fabricante, la normativa europea UNE 85635 recoge la periodicidad mínima recomendada en función del uso que reciba cada puerta, garantizando así la seguridad y el correcto funcionamiento.

¿Qué dice la norma UNE 85635 respecto al mantenimiento de puertas industriales?

La norma UNE 85635 establece los requisitos de instalación, uso, mantenimiento y modificación de puertas industriales, comerciales, de garaje y portones, tanto de nueva instalación como los ya instalados.

Puertas de garaje y puertas residenciales

En caso de que la puerta de garaje o de uso residencial sea de uso estacional, un máximo de cinco vehículos, habrá que revisar su estado cada 12 meses como máximo. Si en cambio el uso es para una cantidad de entre 5 y 50 vehículos, la revisión deberá realizarse cada 6 meses, mientras que si más de 50 vehículos hacen uso de la puerta, habrá que revisarla cada 4 meses como máximo para evitar riesgos.

Puertas industriales

En cuanto a las puertas industriales, las puertas rápidas habrá que revisarlas cada 4 meses como máximo. Mientras que el mantenimiento del resto de puertas industriales podrá realizarse cada 6 meses.

Puertas comerciales

Por último, el mantenimiento y revisiones de las puertas comerciales variará en función del número de ciclos. Si recibe menos de 10 ciclos diarios, habrá que revisar el estado de la puerta cada 6 meses. Si en cambio la puerta tiene más de 10 ciclos al día, el mantenimiento se acorta, teniendo que realizarlo cada 4 meses.

Por otro lado, los cierres y puertas enrollables habrá que revisarlos cada 12 meses como máximo, tal y como establece la normativa une 85635.

Como vemos, el mantenimiento de las puertas industriales, así como de las puertas comerciales y/o de garaje, no solo es necesario, sino también obligatorio. Así lo recoge el Documento Básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad (DB-SUA) del Código Ténico de la Edificación (Orden VIV/984/2009 de 15 de abril, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 23 de marzo de 2009).

¿Por qué se realiza el mantenimiento?

A continuación, desde Gruman nos muestran las razones por las que es necesaria la realización de los mantenimientos:

Reducen el riesgo de accidentes

Si cumples con todas las revisiones pertinentes y mantienes tus puertas en buenas condiciones, el riesgo de sufrir accidentes laborales se reduce considerablemente. Esto permitirá que tus trabajadores desempeñen su actividad en unas condiciones óptimas, sin poner en riesgo su integridad física.

Evitar sanciones

Como ya hemos comentado, el mantenimiento de las puertas industriales es obligatorio según la normativa. Estas sanciones podrían ser muy importantes en el caso de accidente laboral e incluir penas de carcel. 

Alargar la vida útil del equipo

Un buen mantenimiento alargará la vida útil de las puertas industriales, permitiendo que funcionen en las condiciones óptimas. Esto es una clara ventaja, que te permitirá sacar la máxima rentabilidad a tu puerta industrial.

Evitar reparaciones

Si las puertas industriales reciben un buen mantenimiento y funcionan correctamente, existirán menos incidencias, lo que permitirá reducir el impacto en tu presupuesto.

Mayor productividad

Asimismo, un correcto mantenimiento también aumentará la productividad de tu negocio, ya que reduciremos en gran medida las incidencias, reduciendo fallos y evitando la périda de tiempo que supondría llevar a cabo una reparación. 

Como ves, el mantenimiento de las puertas industriales de tu negocio es mucho más importante de lo que puedes pensar. Por ello es importante conocer una empresa especializada en puertas automáticas industriales que pueda ofrecerte el mejor servicio y los menores riesgos.