Inicio Magazine IOTA, apostando por el intercambio de información

IOTA, apostando por el intercambio de información

23
0
Compartir

Con especial importancia en los últimos años, en al ámbito que hace referencia al sector de las criptomonedas ha sufrido un especial ascenso a nivel internacional. Cada vez son más los usuarios en informarse, y formar parte, de todo este sector.

No obstante, es precisamente la volatilidad y el desconocimiento entre los valores existentes uno de los principales riesgos a los que conviene hacer frente en el momento de gestionar este tipo de recursos. Por ello, son diferentes las iniciativas que han ido surgiendo con el objetivo de proporcionar una información más segura al usuario y apostar por nuevos recursos tecnológicos.

Es el caso de IOTA, que explicamos a continuación.

IOTA, maximizando el poder de las cadenas de bloques

Desde su nacimiento, IOTA se ha convertido en una nueva vía a la hora de afrontar la cadena de bloques que permite gestionar todas las transacciones de la economía digital. Su aparición está muy relacionada con el ámbito que se conoce como Internet of Things, Internet de las Cosas en castellano.

Este concepto hace referencia a la interconexión digital de objetos cotidianos que, gracias a los beneficios de internet, necesitan de una conexión para realizar sus funciones de manera eficiente. IOTA entra de lleno en este sector, permitiendo convertir cada recurso tecnológico en un servicio que permita negociar un mercado abierto en tiempo real.

Su importancia ha sido especialmente significativa desde su aparición, gracias a las buenas críticas que ha cosechado por parte de la comunidad más especializada. Uno de estos expertos ha sido Saul Ameliach, uno de los impulsores de IOTA en América Latina.

Saul Ameliach IOTA Latino es considerado una de las grandes referencias en lo relacionado con este sector.

Tangle, la piedra angular del proyecto

La principal novedad que presenta IOTA frente a otras opciones a la hora de gestionar las cadenas de bloques existentes en los ámbitos en los que forma parte, es el Tangle. Un libro contable de característicos muy diferentes a Blockchain que permite transferir los valores de las criptomonedas sin ningún tipo de coste para el usuario.

Las transacciones mediante Tangle se caracterizan por la rapidez de las mismas, además de por la seguridad que proporcionan al usuario. De esta manera, y gracias a su interconexión, es posible realizar intercambios de información entre todo tipo de dispositivos sin que el usuario tenga que hacer frente a lo relacionado con los costes económicos de los mismos.

Tangle vs Blockchain

Actualmente, la mayoría de criptomonedas que se encuentran actualmente disponibles en la red están basadas en blockchain. No obstante, la irrupción de alternativas como la que hoy estamos mencionando actúa como uno de los principales factores del cambio que vamos a poder experimentar desde la actualidad y durante unos años.

IOTA, mediante Tangle, permite realizar una transacción en el momento después de que el sistema haya validad dos acciones preexistentes. De esta manera, a medida que el usuario va participando en la red y va aglutinando una mayor actividad, la velocidad y eficacia de todas las transacciones va a ir en aumento, gracias a que la validación será mucho más rápida.

A nivel de seguridad, nos encontramos ante un proceso que utiliza algoritmos criptográficos, resistentes a los ataques cuánticos. Pese a que es cierto que actualmente la computación cuántica no es una realidad a gran escala, nadie puede saber si en un futuro no habrá un cambio de paradigma. Mediante iniciativas como esta, será mucho más sencillo estar protegido ante cualquier tipo de ataque.

La importancia de las comunicaciones M2M

A la hora de definir la importancia que este tipo de soluciones van a tener en el contexto actual, conviene posicionarse en el escenario tecnológico al que nos vamos a enfrentar durante los próximos años. La comunicación M2M, machine to machine, hace referencia al intercambio de información o datos entre dos máquinas. Para que ésta se produzca, estas máquinas no tienen por qué compartir espacio, sino que pueden actuar de manera remota.

Como sociedad, avanzamos hacia un contexto en el que las comunicaciones M2M van a tener una importancia vital durante los próximos años, gracias a que, en cada vez mayor medida, todos los objetos que se encuentran en cualquier hogar van a necesitar de una conexión a internet para poder funcionar de manera correcta, con el impacto que ello puede llegar a tener en el día a día de las personas.