Compartir

La mayor parte del tiempo nos encontramos sumidos en una intensa búsqueda de nuevas sensaciones, y es que es completamente normal, ya que con todas las diferentes actividades de entretenimiento que aparecen, se hace difícil quedarse en casa y no probar cosas nuevas.

Sin duda alguna, si tenemos que escoger alguna actividad que haya revolucionado completamente la vida de las personas, la favorita sería la experiencia de volar, la cual posibilitan los túneles de viento. Si no has oído hablar de ellos, tienes que saber que se trata de una actividad que se está popularizando muchísimo y que en Madrid podemos tener una auténtica experiencia de vuelo en  Hurricane Factory, donde se encuentra el túnel de viento más grande de España y con unas instalaciones modernas e inmejorables.

Una auténtica sensación de vuelo

Todos hemos soñado alguna vez con poder volar y llenarnos de sensaciones como la libertad, la independencia y la felicidad. Si bien todavía no podemos volar realmente, vivir una simulación de vuelo puede ser suficiente para saborear lo que se siente realmente y que nos cambie la vida por completo. De momento, en Hurricane Factory podemos volar durante unos minutos en su túnel de viento, y comprobar cómo durante el vuelo sentimos una gran adrenalina para luego acabar pisando el suelo con una enorme sonrisa en la cara.

Por lo tanto, si quieres sentir nuevas emociones no dejes escapar esta magnífica oportunidad porque, con absoluta seguridad, experimentar el vuelo puede suponer un claro antes y después en nuestra vida. Asimismo, siempre puedes sorprender a un ser querido y regalarle esta experiencia única, lo que puede convertirse en el mejor regalo que hayas hecho nunca.

¿Qué es realmente un túnel de viento?

Antes de decidir si quieres experimentar el vuelo, es normal que te surja alguna que otra duda, ya que muchos no conocemos en realidad la respuesta a ¿CÓMO FUNCIONAN LOS TÚNELES DEL VIENTO? Pues bien, lo primero de todo es saber que un túnel de viento es un simulador de caída libre, en el cual se proyecta el aire de forma vertical y hacia arriba  a través de seis ventiladores grandes y con una gran potencia, y esa misma fuerza es la que te eleva y te brinda la sensación de estar volando.

En el túnel de Hurricane Factory, la potencia del aire puede alcanzar los 270 kilómetros por hora, que es la velocidad a la que circula el aire en un huracán, con lo que ya nos podemos hacer una idea del origen del nombre de sus instalaciones. Este simulador tiene una altura que alcanza los 12 metros y un diámetro de 5´2 m, siendo el más grande de toda España.

La velocidad del viento dentro del túnel puede variar en función del peso y de la posición del volador, aunque la velocidad media suele ser de 180 kilómetros por hora. No obstante, hay que tener en cuenta que esto es completamente seguro puesto que, por una lado, hay un operador que controla el flujo del aire en todo momento y por otro lado, dentro del túnel siempre estarás acompañado de un instructor profesional.

Una experiencia que querrás repetir

No se puede negar que la gran mayoría que experimenta esta sensación se queda con ganas de volver a repetir, y es que volar puede ser muy divertido y, sobre todo, adictivo. Además, lo único que necesitas son ganas de divertirte y ropa cómoda, ya que el equipo de instructores profesionales de Hurricane Factory te informan desde el primer momento de todas las medidas de seguridad y de las posiciones de vuelo que tienes que conocer antes de entrar al túnel.

No hay que olvidar que el vuelo en el túnel es una actividad válida para todos los públicos excepto para los menores de 5 años, mujeres embarazadas, personas bajo los efectos de alguna droga, los que tenga un peso mayor a 110 kg y para todos aquellos que padezcan alguna dolencia física como problemas de espalda, una lesión, enfermedades del corazón o una mala circulación sanguínea.

Un recuerdo inolvidable

Llevar a cabo nuevas aventuras en nuestra vida es lo que realmente nos mantiene vivos y felices, por eso, es muy importante buscar nuevas sensaciones y someternos a actividades que nunca antes habíamos probado, experimentando lo que la adrenalina puede llegar a hacer en nuestro cuerpo. Volar es la ilusión de la mayoría de las personas, pero una ilusión que se puede hacer realidad en un túnel de viento.

Compra una experiencia para ti mismo o regálasela a alguien muy especial en tu vida, de lo que no cabe duda es que no te vas a arrepentir en el futuro y de que te quedarás con un bonito recuerdo para toda la vida, ya que además se pueden realizar grabaciones y fotografías de tu vuelo, pudiéndose llevar la prueba de tu experiencia.