Inicio Magazine La psicóloga y escritora Carmen Suero presenta en su novela “El escalón”...

La psicóloga y escritora Carmen Suero presenta en su novela “El escalón” un encierro del que sacar provecho

12
0
Compartir

“La mayor lucha en la vida, o quizás la única, es conseguir que nuestro ser sea libre, que se desate de las cadenas con que el mundo lo sujeta, y se zafe de los juicios y sentencias. La vida es poder escucharnos entre los ruidos del mundo y defender nuestro ser de las razones que lo ahogan bajo el mandato del miedo.” 

(“El escalón”, Carmen Suero, La Equilibrista, 2020)

El escalón”, novela de la psicóloga y escritora catalana Carmen Suero, presenta una situación extrema de la que extraer un profundo aprendizaje. Todo comienza cuando la protagonista, Lucía, una mujer que roza los cuarenta años, descubre que se ha quedado encerrada dentro de su casa. Tras ceder en un primer momento al pánico y el negativismo, se sienta en el escalón que separa el dormitorio de la terraza y comienza un viaje interior que le llevará, como un tren, por diversos pasajes de su vida. Con un poco de calma y reflexión, conseguirá desentrañar misterios de su conciencia que permanecían aletargados y enfrentará verdades que desconocía de sí misma.

Es natural que los humanos se pierdan en emociones complejas como pueden ser los miedos, culpas o prejuicios, reacciones difíciles de controlar y que afectan a la relación con el mundo. La respuesta involuntaria a los problemas es a menudo causante de conflictos con los que nos rodean y con nosotros mismos. Todos los retos que afrontamos nos obligan a decidir cómo actuamos, qué nos define y quiénes somos, y a veces escogemos mostrar una imagen que no corresponde, vivir una vida que no nos llena o buscar un lugar que no es el nuestro. 

El camino está lleno de obstáculos y recompensas que debemos aprovechar siempre para crecer. Pero el peso a veces nos vence y cerramos los ojos, nos rendimos. Nos hundimos siempre un poco antes de empezar a comprender que la única solución es dar la cara. Retirar la máscara que creamos para defendernos y mostrarnos tal y como somos para poder avanzar hacia lo que deseamos ser.

A lo largo de la novela, Carmen Suero logra ubicarnos entre la angustia y la esperanza. Propone un entorno de confinamiento extraño en el que podemos percibir mejor la tendencia a evitar conocernos más a fondo a nosotros mismos, sin máscaras ni artificios. Si una persona no tiene el coraje de enfrentar los riesgos de cada paso que da, no está preparado para la vida. La vida por defecto nos motiva a buscar y experimentar situaciones desconocidas, y casi no hay referencias para apoyarnos. Como resultado, descubrimos y padecemos los errores humanos constantes y necesarios para desarrollar y mejorar nuestra identidad. Para sincerarnos con el espejo y afrontar retos y miedos por igual.

La novela “El escalón” nos muestra que la vida no depende de la existencia de nadie, sino de cómo la compartas con ellos. Los otros son indispensables, pero aquellos que promueven, que no se detienen nunca, que nos acompañan, que nos guían, que no imponen, que no exigen, que pueden compartir en libertad de ser.

Debemos aprender a ser los únicos responsables de los asuntos que nos corresponden, a distinguir entre el apoyo y la responsabilidad, a no encogernos para adaptarnos a lugares donde no hay lugar, o a no perseguir a aquellos que ya saben dónde encontrarnos. Es un camino difícil, pero es esencial para tener una vida plena. No hay fantasmas más grandes que los que alimentamos. No hay victoria más grande que vencerlos y aprender a caminar de la mano con ellos para aceptar la mayor verdad que nos constituye. 

Carmen Suero se ha formado como psicóloga y psicoanalista; ejerce en una consulta privada y como orientadora en Programas de Inserción Sociolaboral con colectivos diversos y en riesgo de exclusión. Ha sido finalista en varios certámenes internacionales de poesía, de relatos y de aforismos. “El escalón” (La Equilibrista, 2020) es su primera novela publicada.