Compartir

Las mafias del robo en los hogares están completamente paradas, por lo que se prevé que en época estival haya un repunte importante de esta actividad delictiva

La aplicación del estado de alarma en España ha ido unido a un descenso de la actividad delictiva en nuestro país. La limitación a la movilidad de las personas y la obligación de permanecer el mayor tiempo en caso son los principales motivos que han llevado a que los amantes de lo ajeno vean reducidas sus posibilidades de delinquir. A ello, además, hay que sumar la mayor presencia en las calles de agentes de las Fuerzas de Seguridad.

Todo esto ha provocado un importante descenso en el número de denuncias por robo en estos más de 50 días que llevamos de confinamiento. A pesar de ello, no hay que olvidar que la actividad no se ha eliminado del todo y, en estos días de confinamiento, la mayor parte de los robos han estado dirigidos a empresas ubicadas en polígonos industriales. 

Según fuentes policiales, esta focalización en estas compañías se debe a que eran locales más expuestos por la falta de actividad profesional y la menor presencia de agentes de seguridad privada.  Otro de los focos en los que ha estado centrada la actividad delictiva en estos días ha sido en las farmacias, ya que son los negocios en los que ha habido más dinero en efectivo en estos momentos.

Una escalada en el futuro

Esta buena evolución en los datos de delitos en España, sin embargo, hace prever que en el futuro más inmediato se va a producir una escalada en hurtos y robos en viviendas. Así lo advierten los cerrajeros de Madrid, un colectivo profesional que asegura que con la relajación de las medidas establecidas en el estado de alarma y la entrada en vigor de la fase 3 a finales de junio habrá un aumento de la actividad delictiva.

En concreto, los cerrajeros 24h de Nocte en Madrid señalan que la permisión de viajar a otras provincias hará que los propietarios se desplacen a sus viviendas vacacionales para disfrutar de unos días de descanso, dejando expuestos sus domicilios habituales. Los ladrones, aunque ahora mismo no están operando, siguen haciendo cábalas y pensando en nuevas formas de robar para continuar con su actividad delictiva en el futuro.

Ante esta situación, los cerrajeros recomiendan que los propietarios de viviendas inviertan dinero en aumentar la protección en sus hogares, incrementando y mejorando los sistemas de apertura de puertas y accesos. Desde el punto de vista de estos profesionales, la mayor parte de las viviendas en España no han cambiado sus cerraduras en años, lo que facilita enormemente el acceso por parte de los ladrones.

Y es que los ladrones cada vez cuentan con más medios y más conocimientos a la hora de forzar cerraduras y entrar de una forma rápida, sencilla y sin robos para hacerse con todo lo que haya de valor en las viviendas. “No podemos relajarnos en lo que se refiere a la seguridad de nuestros hogares este verano, los ladrones incrementarán su actividad y debemos ponérselo lo más difícil para que no puedan entrar en casa”, señalan los profesionales de la cerrajería en Madrid.

Madrid, una de las comunidades con mayor riesgo

En este sentido, los residentes de la Comunidad Madrid están entre los que corren más riesgo de sufrir un atraco este verano en sus viviendas habituales. El motivo es que número de habitantes con viviendas vacaciones en otras zonas de España, como por ejemplo la Comunidad Valenciana o Andalucía, es muy elevado, por lo que estas personas no dudarán en pasar unos días de relax en estos destinos.

Además, Madrid, pro el número de habitantes que tiene, está entre las regiones de España con un mayor número de delitos de hurtos y robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. En concreto, según los datos del portal epdata.es, el número de robos con fuerza en domicilio puede llegar a los 10.000 casos al trimestre.

Pormenorizando en las fechas, los meses que forman parte del tercer trimestre (julio, agosto y septiembre) son los que suelen registrar una dinámica más activa en lo que se refiere a la práctica de este tipo de delitos, una tendencia que prevé que este 2020 se dispare después de un periodo de confinamiento en el que la actividad en este tipo de delitos se ha reducido a la mínima expresión.

Por ello, los cerrajeros recomiendan a los propietarios que ahora que es posible solicitar los servicios de los cerrajeros, con las medidas de protección adecuadas, empiecen a invertir en protección y renueven las cerraduras por unas más modernas y difíciles de desmontar por parte de los amantes de lo ajeno.