Compartir

El mercado laboral está muy agresivo y hay que aprender a sobresalir en el.

El curriculum vitae (C.V) es una relación de datos personales y profesionales que están ordenados y agrupados en función de su relevancia. Es como una tarjeta de presentación pero extensa y tiene como objeto responder a una oferta de trabajo o para solicitar un puesto que se desea en una empresa.

También suele elaborarse y presentarse para conseguir plaza en algún organismo que oferta becas de estudio o formación, como un doctorado o prácticas profesionales.

Existen muchos modelos de currículum y a lo largo del tiempo se han ido diseñando especificaciones, con el conocimiento de que no todas las presentaciones son válidas para los diferentes puestos y empresas.

Los C. V. se pueden elaborar de distintas formas, pues incluso existen en Internet ejemplos de plantillas curriculum vitae gratis. Pero, al margen de las diferentes variedades y formatos, existen dos estructuras (con infinitas variabilidades) para elaborarlos:

  • Curriculum vitae cronológico: es aquel que en el que se ordenan los datos según ocurrieron en el tiempo. Este orden puede ser natural: se expone primero aquella información más antigua y al final la más reciente; o inverso: se comienzan a ordenar los puntos desde el más reciente hacia el más antiguo. Este formato permite ver primero la información más relevante.
  • Curriculum vitae funcional: en este formato se agrupan los temas por bloques de contenido, creando así un campo visual más eficaz.

Consejos para realizar un Currículum Vitae eficaz

Las técnicas en diseño y elaboración de curriculum varían cada año, pero existen unos tipos que siempre son útiles y lo convertirán en un documento útil y práctico para aquel que lo tiene que leer.

Resaltar las habilidades y la experiencia

Es importante destacar y hacer énfasis en las principales competencias y experiencias laborales que se poseen a la hora de hacer un C.V. Se deben detallar las actividades que se hayan realizado de manera cronológica y agrupar los conocimientos básicos en un solo punto.

Hay que tener presente que los reclutadores reciben miles de e-mails al día y solo tienen unos segundos para leerlos, por eso debe estar focalizado al puesto al que va dirigido para que, de un solo vistazo, se aprecie aquello que se busca.

Tener un currículum original

Un buen C.V debe ser único, sencillo, original y debe representar claramente al candidato. Esta es la primera oportunidad de mostrar todo el potencial, por lo que es necesario diseñar uno en el que se plasme todo y que no sea tedioso.

Es bueno incluir todo el contenido que sea importante, pero mejor desechar aquello que solo es relleno pues distraerá al lector del objetivo final.

El curriculum vitae perfecto tiene una página

A nivel mundial el C.V ideal solo cuenta con una página o como mucho dos. Sobre todo esto se da para personas que cuenten con menos de diez años de experiencia. Se sobreentiende que todos los datos de interés se pueden resumir en una sola página y que todo lo demás es relleno que inútil para la empresa, que les hace perder el tiempo buscando los datos relevantes entre tanta información poco práctica.

Crea un currículum para cada puesto que se solicite

En mucha ocasiones se comete el error de crear un solo currículum para todos los puestos y empresas que se solicitan. Lo ideal es enfocar cada C.V al puesto al que se aspira, así el reclutador podrá ver de una sola visualización todo aquello que desea saber sobre el candidato, y además este último podrá vender mejor sus cualidades.

Ser honesto

Puede parecer una tontería, pero una cosa es adornar y otra mentir. Cuando esto último se hace, lo más seguro es que tarde o temprano acaben dándose cuenta, lo que acarreará más problemas a largo plazo.

Hay que ser consciente de que todo lo que hay en el C.V es contrastable a través de diferentes fuentes oficiales, por lo que ahorra la mentira, adorna aquello que consideres oportuno pero sin sobrepasar la realidad.

Adjunta información interesante

Los pequeños detalles son los que marcaran la diferencia. Si se tiene algún blog, una cuenta de YouTube o un porfolio, lo mejor es buscar la forma de adjuntarlo de manera sencilla para que el encargado de leerlo pueda llegar a él.

Este tipo de detalles suman puntos, pues hace parecer proactiva e independiente a la persona; exhibe la capacidad de llevar proyectos por ella misma.

Especificar las habilidades

Es un punto básico. Se debe especificar el nivel que se tiene en las diferentes habilidades: idiomas, informática, conducción, etc.

Aportar información de contacto

Parece obvio, pero a muchas personas se le olvida. Deja toda la información, nombre, números de teléfono, dirección de correo, Skype, e incluso la dirección oficial de la casa donde se resida. De esta forma podrán contactar a través de cualquier medio.