Compartir

Las cerraduras son unos de los elementos de la casa qué más podemos utilizar a diario. Es por esta misma razón que si no les ofrecemos el cuidado y el mantenimiento necesarios, pueden presentar problemas a lo largo del tiempo. Unos inconvenientes que requerirán de la intervención inmediata de personal especializado como los cerrajeros Madrid.

Principales problemas de las cerraduras del hogar

Los problemas con la cerradura de casa están por tanto a la orden del día. Los más comunes suelen ser los siguientes:

  • La llave no gira en la cerradura (es probable que la cerradura tenga falta de lubricación o que el sistema no esté bien ajustado)
  • La llave puede entrar pero la puerta no se abre (el conjunto de la cerradura tiene una avería y será necesario repararla o sustituirla por completo)
  • La llave no entra en el orificio de la cerradura (posiblemente algún objeto extraño está impidiendo la entrada de la llave)
  • La llave no sale de la cerradura (hay que intentar sacar la llave con cuidado para que no se quede dentro girándola hacia un lado y otro)
  • La parte que recubre la cerradura se mueve o se ha soltado (los tornillos de sujeción no están bien apretados)
  • El pestillo de la puerta no se mueve al meter la llave en la cerradura (el desgaste por el uso o los malos hábitos al cerrar la puerta pueden acarrear este problema)

Estos son solo algunos de los problemas que pueden presentar las cerraduras, ya que las causas son muy diversas. La clave para solventar cada una de estas averías es saber precisamente el por qué falla y dónde está el error. A veces no se trata de un gran problema, pero quizás por nuestra cuenta no podamos repararlo.

Realmente, no importa lo nueva que pueda ser una puerta. Cada uno de estos problemas pueden aparecer independientemente del uso que se le haya dado a la cerradura. No obstante, hay que señalar que tendrá más probabilidades de avería una puerta que tenga ya cierto desgaste por el uso.

Algunos de los problemas citados anteriormente pueden tener fácil solución. Pero por lo general, estos contratiempos tendrán que ser solventados por un cerrajero. Máxime si se trata de la puerta de acceso a la vivienda y no tenemos manera de entrar en casa por mor de esta situación.

Precisamente, los cerrajeros urgentes atienden con mucha frecuencia problemas de cerraduras en el hogar. Sin ir más lejos, es junto a los problemas de fontanería y la rotura de electrodomésticos la reparación que más actuaciones suele presentar. No es de extrañar entonces la presencia constante de los cerrajeros Madrid 24 horas.

El método del bumping

Además de los problemas anteriores, estas empresas de reparaciones online atienden muchos casos de fallos en las cerraduras por mor de robos en las viviendas. Uno de los métodos más empleados para asaltar una cerradura es el conocido como “bumping”. Esta técnica consiste en golpear suavemente el cilindro de la cerradura con una llave especial.

Lo cierto es que, tal y como podemos leer en 24hcerrajerosmadrid, más del 90% de las cerraduras actuales se hallan en la actualidad indefensas ante este tipo de ataque. Y, curiosamente, no se trata de un método de asalto moderno, sino que ya tiene varias décadas de antigüedad. El problema es que, poco a poco, ha ido progresando para convertirse en más efectivo.

A este respecto existe una curiosa contradicción. El método del bumping suele ser más eficaz en aquellas cerraduras que están bien lubricadas. Esto quiere decir que uno de los sistemas más favorecedores de mantenimiento de las cerraduras facilita la labor de los asaltantes al emplear el bumping.

¿Cuál es el consejo que suelen recomendar los cerrajeros? Pues, en primer lugar, hay que evitar la lubricación de los cilindros. Ante cualquier eventualidad de un atasco en la cerradura, lo mejor será llamar a un cerrajero y no lubricar por nuestra cuenta. El técnico profesional sabe perfectamente lo que hay que hacer en estos casos.

Habrá ocasiones en las que haya incluso que sustituir por completo la cerradura. Si fuera el caso, puede valorarse la posibilidad de instalar una cerradura electrónica. Esta última está basada en una serie de procesos tecnológicos que requieren de huellas dactilares u otros sistemas para abrir la puerta.

Las cerraduras electrónicas

Las cerraduras electrónicas pronto serán una realidad en nuestras casas. Ya lo son en los vehículos, que han ido dejando atrás la tradicional cerradura con llave para dar paso a la apertura por botones u otros sistemas tecnológicos. Un paso adelante más que interesante teniendo en cuenta lo vulnerables que eran las cerraduras de los coches.

De todas maneras, quizás aún falte un tiempo para ver este tipo de cerraduras en el hogar. Su funcionamiento en hoteles, centros comerciales y otros edificios sigue reportando aún muchos problemas. De ahí que hasta ahora seguiremos durante un tiempo con las tradicionales cerraduras de toda la vida.