Inicio Magazine Los scooter y patinetes eléctricos se convierten en el transporte favorito en...

Los scooter y patinetes eléctricos se convierten en el transporte favorito en ciudades

34
0
Compartir

Del uso recreativo al práctico, estos nuevos vehículos son los grandes aliados de muchos urbanitas.

Seguramente hayas dado una vuelta por tu ciudad, o visitada una gran urbe recientemente, y hayas visto algo que te ha llamado poderosamente la atención. Cada vez hay más personas utilizando scooter y patinetes eléctricos para moverse de un sitio a otro. No importa que sea para una quedada con amigos, para hacer algún recado o para ir de casa al trabajo o viceversa, están siempre presentes.

Una curiosa estadística de 2018 delataba este cambio en la tendencia a la hora de usar medios. Durante 2018, en Madrid, se dieron un total de 22 accidentes con patinetes y scooters de este tipo, provocando 18 heridos y 2 graves:

Puede que no sean los datos más bonitos e interesantes, pero sí que muestran cómo hay un cambio que está teniendo a más y más personas motorizándose de una forma mucho más amigable para el medio ambiente. El empuje está ahí, y gran parte de la culpa la tienen fabricantes como Xiaomi, que se han sumado a la carrera para dotar al transeúnte de un medio de transporte eficiente, cómodo y poco contaminante.

Las ventajas de los patinetes y scooters eléctricos, su principal atractivo

Son varias las razones que están empujando a los ciudadanos a recurrir más a estos aparatos para desplazarse. Para comenzar, su precio no supone una barrera importante para el bolsillo, ya que hay modelos de todas las clases y con una horquilla de precios lo suficientemente amplia como para ofrecer algo a casi cualquiera.

Estos vehículos son mucho más baratos, pero también más accesibles. Aunque se pueden asegurar para evitar grandes costes en caso de accidente, no es necesario disponer de ningún permiso especial de conducción, lo que facilita el acceso a personas de muchas edades diferentes.

Visto que los patinetes han llegado para quedarse, la DGT ha tenido que realizar una clasificación sobre este tipo de vehículos, para asegurarse de que los conductores gozan de la preparación suficiente. Los modelos más comercializados son aquellos que no alcanzan los 25 kilómetros por hora, algo que no se considera siquiera vehículo a motor.

Aun así, se prevé que de cara a finales de año se exija algún tipo de carné para poder conducirlos scooters eléctricos y sus afines patinetes. Por el momento no es necesario, y eso es algo que está incentivando tanto la compra como la conducción.

Con todo esto en mente, uno de los factores que más está propiciando la conducción de estos vehículos es su escaso impacto ambiental. Son máquinas que no realizan emisiones de ninguna clase y que, por tanto, no contaminan en absoluto. Con baterías recargables, el único problema que pueden causar al entorno es a la hora de deshacerse de sus baterías, o de tener que recurrir a la corriente eléctrica para su carga; pero no hay tubos de escape, no hay humos ni combustibles que polucionen.

En los tiempos que corren, la concienciación sobre el medio ambiente es más alta que nunca. Nos preocupa lo que comemos, nos preocupa lo que tiramos y nos preocupa, sobre todo, cómo contaminamos. Los coches híbridos y eléctricos están ganando presencia, pero sus costes son demasiado altos todavía para gran parte del público, de ahí que esta opción mucho más económica y accesible esté ganando tanto terreno.

Utilizables para una mayor parte de la población y todavía sin regular, los patinetes y los scooters eléctricos se postulan como el medio de transporte del futuro. Las grandes ciudades están descubriendo como cada vez se apuesta más por ellos, ayudando a conseguir unos niveles de contaminación mucho menores y ayudando también a desatascar el tráfico que se produce con la gran afluencia de coches de antaño.

Todavía es necesario cierto proceso de adaptación, pero la realidad es totalmente innegable. En menos de un lustro, estos vehículos ultraligeros y poco contaminantes formarán parte del tráfico en el día a día con una presencia totalmente normal. Ahora estamos viendo sus primeros pasos, pero muy pronto dejarán de andar para echar a correr y traernos todas sus bondades.