Inicio Magazine Para ser feliz tienes que perdonar

Para ser feliz tienes que perdonar

32
0
Compartir

Cuando alguien te causa algún tipo de daño, da igual lo grave que sea, lo importante es saber perdonar, esto debes aplicarlo como un propósito sobre todo cuando se acerca el fín de año y cuando va ha empezar uno nuevo, por ende, se debe empezar el año con una vida plena y feliz.

El proceso de perdonar implica el hecho de que tienes que cambiar los sentimientos negativos y transformarlos en positivo, además de que hay que olvidar todo lo malo del pasado y recordarlo sin ningún tipo de rencor. Por todos estos motivos, el perdón debe estár en tu lista de propósitos para empezar el año nuevo.

Pasos que se deben seguir para perdonar

Para conseguir el perdón, es importante que seas empático y compasivo, teniendo presente que la persona que te hizo daño no era consciente del daño que te hacía, debido a que lo más probable es que estaba pasando por un mal momento de su vida, o que haya atravesado algún tipo de maltrato emocional, y por esa razón, no aprendió a mantener una relación sana.

Para vivir una vida abundante, tienes que olvidar los rencores y saber perdonar, lo cual se logra viendolo todo desde la expectativa de la otra persona. Cuando sientas la seguridad de que lo puedes conseguir, debes manifestarle a esa persona que ya no le guardas rencor y que la has perdonado. Si por el contrario, no te sientes cómodo para enfrentarte a esa persona, puedes manifestarlo por escrito o escribirlo todo en un diario, ya que a veces no es necesario que envíes esas cartas, en ciertas ocasiones solo es necesario sacar todos tus sentimientos a la luz y dejar a un lado el odio y el rencor.

Cuando no sepas cómo solucionar tus problemas, es necesario que busques la ayuda de terapeutas que te ayuden con este dilema. La ayuda profesional es necesaria para que aceptes que no eres capaz de perdonar y dejar a un lado los rencores. Además de eso, también se recomienda recurrir a un líder espiritual o religioso que te asesore en cómo tienes que controlar el asunto.

Beneficios del perdón

Para empezar, tienes que saber que el perdón no necesariamente es un acto verbal, ya que puede tratarse de un estado mental netamente formal. Para perdonar, es necesario que se realice un trabajo espiritual, y lo principal es dejarlo ir, siendo esto algo difícil de afrontar, porque se ve afectado el orgullo de las personas. Una vez que se logre esto, el ánimo mejorará, y te aseguramos que sentirás cómo que te quitas un gran peso de encima. Entre los beneficios que te brinda el perdón, mencionamos los siguientes:

Mejora los niveles de estrés:

En varios estudios realizados, entre los beneficios del perdón hay uno muy importante, este es la reducción de los niveles de cortisol. En dichas investigaciones, se estudiaron algunas respuestas físicas de los seres humanos, cuando se habla de empatía, rencor y perdón. Concluyendo que las personas que quieren perdonar, cuentan con niveles mínimos de estrés emocional.

– Mantener sano el corazón:

Cuando perdonas a alguien, al mismo tiempo estas protegiendo tu corazón, ya que en varios estudios se ha determinado que los individuos que guardan rencor presentan ritmos cardiacos elevados, mientras que las personas que perdonan, sus ritmos cardiacos están entre los rangos normales.

– Mínimo dolor:

Perdonar a todas las personas que nos hayan hecho daño en algún momento, reduce de forma significativa los dolores físicos y emocionales. Se hizo una prueba con 50 personas que padecían dolores crónicos de espalda, y los que presentaron más capacidad de perdonar tenían dolores relativamente menores. Por lo cual, los investigadores afirmaron que existe relación entre los dolores habituales y el perdón.

– Reducir la presión arterial:

En el mismo momento en el que perdonas y dejas que la ira salga de tu cuerpo, notarás cómo se reducen tus niveles de presión arterial. Todo esto está comprobado por diversos estudios realizados a lo largo del tiempo.

– Alarga la vida:

Aunque no lo creas, cuando guardas rencor a alguien te estás restando años de vida, esto se ha comprobado con la ayuda de un grupo de adultos mayores de 60 años, y comprobando las habilidades que tienen para perdonar, los que no pedian perdón vivian menos tiempo, por ese motivo perdonar es vivir.

Para terminar, el perdón no es algo fácil, por eso se piensa que es muy fácil decirlo pero pocos saben expresarlo, debido a que se considera como un acto en el que se debe dejar a un lado el ego, el orgullo, y tendrás que olvidar todos esos momentos en los que te hayan hecho daño. Por otra parte, también se debe tener presente el perdón propio, que es el más difícil de asumir, ya que en muchos casos somos demasiado estrictos con nosotros mismos.