Compartir

Es innegable que la competencia cada vez es mayor en todos los sectores. Madrid es un claro ejemplo de ello, por lo que no es de extrañar que las empresas poco a poco vayan haciendo los esfuerzos oportunos con tal de distinguirse del resto de compañías. Uno de los aspectos en los que más trabajan se resume en incrementar su productividad.

Para lograr tales resultados es posible optar por varias estrategias o decantarse por diversos cambios. Entre los más efectivos destaca el de activar el funcionamiento de una centralita virtual. Probablemente hayas oído hablar de ella en más de una ocasión. Y es que el boca a boca está dando pie a que aumente el número de negocios que son conocedores de todas las ventajas que brinda.

Aquella que más logra atraer a gerentes, directivos y fundadores guarda relación con la productividad, la cual pasa a aumentar de manera considerable. ¿Cómo es posible? A continuación analizaremos los aspectos que se traducen en un resultado tan positivo.

Adiós a la comunicación arcaica

A lo largo de un día en cualquier tipo de empresa son innumerables las tareas que solo se llevan a cabo si previamente se produce una comunicación. La llamada puede ser realizada entre los propios trabajadores de la compañía o entre un profesional de la misma y un cliente que solicite ayuda, requiera un producto, precise algún tipo de cambio en su pedido, etcétera.

Hasta hace no demasiadas décadas este tipo de comunicaciones pecaban de ser demasiado arcaicas e incluso toscas. Dispositivos no demasiado avanzados en términos tecnológicos daban pie a ello. Afortunadamente el sector ha experimentado multitud de cambios en cuestión de pocos años.

Así lo demuestra la existencia del software call center que cada vez cuenta con más presencia en las empresas madrileñas. A día de hoy gracias a estos programas las comunicaciones son mucho más ágiles a la par que eficientes a todos los niveles. 

Los aparatos que tenían a sus espaldas una considerable antigüedad han sido sustituidos por un entorno que es cien por cien digital. Ello es viable debido a que se trata de un sistema basado en la nube virtual. Precisamente este factor se traduce en otra ventaja relacionada con el incremento de la productividad. 

No hay instalación

En tiempos anteriores cualquier empresa que pretendía optimizar sus comunicaciones sabía que tarde o temprano tendría que acabar lidiando con un período de inactividad. El mismo venía dado por el tiempo necesario para dar paso a la nueva tecnología, la cual requería una instalación.

Todo lo contrario sucede con las centralitas virtuales. Los profesionales encargados de ponerlas en marcha no se ven obligados a instalar nada. Pero, ¿ello en qué afecta a la productividad? Básicamente la mejora en el sentido de que el negocio puede empezar a disfrutar de las ventajas del software call center desde el primer minuto.

Por si fuera poco, merece una mención especial la ausencia de las típicas cláusulas de permanencia. Muchas centralitas virtuales no atan a los usuarios en este sentido, por lo que si se encuentra un servicio mejor o más asequible es posible darse de baja del actual sin tener que incurrir en ningún tipo de penalización. A su vez, el nuevo queda activado en un abrir y cerrar de ojos.

Funciones que son sinónimas de productividad

Más allá de las características propias de las centralitas virtuales, no puede ser pasada por alto la inclusión de diversas funciones que, por sí mismas, también consiguen incrementar la productividad de la empresa en cuestión hasta límites insospechables.

Una clara muestra de ello reside en el módulo de ‘click to call me back’. Su presencia cada vez es mayor en las webs oficiales y, la de tu negocio, también puede pasar a contar con un formulario que invita a los clientes a introducir su número telefónico. Tras hacerlo, un profesional de tu empresa se pone en contacto con él para resolver su caso.

Al estar todo basado en el hardware presente en las instalaciones de la compañía a la que se contrata, tu negocio no se ve obligado a ir renovando los componentes. De hecho, los propios móviles de los trabajadores son aptos para establecer comunicación a través de VoIP. 

Prosiguiendo con lo que guarda relación con las funciones que aumentan la productividad, ha de ser mencionada la disposición de ciertos módulos de CRM. El objetivo es claro: conseguir que la gestión de las relaciones con los clientes sea óptima de principio a fin. 

Gracias a todo ello el negocio que opta por hacer uso de un software call center acaba notándolo en poco tiempo. La facturación va in crescendo al mismo tiempo en que, por supuesto, hacen lo propio los beneficios de la empresa, pudiendo reinvertirlos en seguir mejorando otros ámbitos del negocio y lograr que la competencia quede relegada a un segundo plano.