Compartir

Todos a lo largo de nuestra vida nos hemos visto en la situación de tener que solicitar una tarjeta de crédito o un préstamo personal, con el objetivo de contar con un medio que nos permita afrontar nuestros pagos y nos aporte la liquidez que necesitamos.

Hasta aquí todo normal, el problema cuando tenemos que escoger una tarjeta de crédito o un préstamo, es que si no estamos bien informados o no tenemos claro qué es lo que queremos, es habitual que nos surjan dudas y no sepamos cuál elegir

Si este es tu caso este post te interesa, ya que te vamos a dar una serie de consejos a tener en cuenta al elegir una tarjeta de crédito o un préstamo personal que te serán de gran ayuda, permitiéndote seleccionar la opción más adecuada en función de tus necesidades. 

Consejos para elegir una tarjeta de crédito 

Todos en nuestro monedero o cartera llevamos una tarjeta de crédito, pero a la hora de escoger una nos encontramos con un sinfín de posibilidades entre las que elegir, lo que hace que surjan todo tipo de dudas. 

Lo más habitual es hacerte una tarjeta de crédito en el banco o caja de ahorros en el que tengas tu cuenta bancaria, pero esto no siempre es lo más adecuado, ya que es posible que tengas unas condiciones abusivas o que no se ajuste a lo que necesitas. 

Para escoger la mejor opción, compara tarjetas de crédito y elige la más adecuada para ti, prestando atención a todas las opciones de tarjetas de crédito del mercado. 

Al seleccionar tu tarjeta de crédito, primero debes pensar detenidamente en cuáles son tus necesidades reales, para así escoger la tarjeta que te ofrezca las mejores condiciones y sea capaz de satisfacer esas necesidades. 

Verificar el TAE

Uno de los puntos más importantes es verificar el TAE de la tarjeta, que será el indicador anual de los intereses, gastos y comisiones que tendrás que pagar. Lo habitual es que TAE esté entre el 18% y el 20%, por lo que no dudes en rechazar todas aquellas tarjetas con un TAE superior a estos porcentajes. 

Límite de crédito 

Otro aspecto que debes tener en cuenta es el límite de crédito de la tarjeta. Obviamente lo ideal sería una tarjeta con el límite de crédito más elevado posible, pero te recomendamos seleccionar el límite de crédito en función de tus ingresos reales, para así asegurarte de que no tendrás problemas para afrontar los pagos. 

Tiempos de pago 

Existen tarjetas que ofrecen plazos de pago muy amplios, pero por lo general suelen ser las que más penalizan en caso de no cumplir con la fecha de pago establecida. 

Nivel de aceptación 

El nivel de aceptación de la tarjeta también es importante, ya que de nada te servirá una tarjeta con unas excelentes condiciones, si después no puedes utilizarla en ningún establecimiento. Por lo general, las tarjetas Visa, Master Card o American Express son las más aceptadas. 

Consejos para elegir un préstamo 

Si por el contrario lo que necesitas es un préstamo, también te recomendamos comparar entre varias opciones hasta dar con el préstamo que mejor se ajuste a tus necesidades y te ofrezca las condiciones más ventajosas. 

Los principales puntos a tener en cuenta al solicitar un préstamo son la forma de pago (mensual o pago único), el plazo del préstamo, el importe que vas a solicitar y tu nivel de ingresos

A partir de aquí, nuestra principal recomendación es que no solicites más dinero del que necesitas realmente, ya que de esta forma te asegurarás de gastarlo de la manera adecuada. De lo contrario, corres el riesgo de malgastarlo, encontrándote con problemas para devolverlo cuando llegue la fecha. 

De la misma forma que al solicitar una tarjeta de crédito, también deberás fijarte en el TAE, que te permitirá hacerte una idea del dinero que tendrás que devolver.

Y por último, es importante que una vez te hayan concedido el préstamo, no te retrases en los pagos y lo devuelvas lo antes posible

Compara precios 

Pero sin duda lo más importante al escoger una tarjeta de crédito o préstamo es comparar las diferentes opciones que tienes disponibles, utilizando un comparador de precios que te muestre todas las posibilidades y sus condiciones, para así tener datos que te ayuden a decantarte. 

Te recomendamos que antes de nada tengas claras tus necesidades y capacidades, que te servirán como base a la hora de saber qué es lo que necesitas. A partir de ahí, sigue al pie de la letra que te hemos comentado hasta dar con el préstamo personal o tarjeta de crédito más adecuada para ti. 

Para terminar, no te dejes llevar por las prisas y tómate el tiempo que necesites para escoger tu tarjeta o préstamo y, lo más importante, acertar.