Compartir

Tienes una jornada laboral de 10 horas diarias, 2 criaturas pequeñas y una casa que mantener, pero un día cualquiera tu pareja, tu padre o tu hermana sufren un accidente o contraen una enfermedad imprevista y deben pasar un tiempo indefinido ingresados en el hospital. ¿Cómo te lo montas?

Desgraciadamente no se trata de un hecho aislado; son muchas las personas que deben convivir con situaciones complicadas para las que no están ni física ni emocionalmente preparadas. Ser cuidador de un ser querido por causas de accidente, patología o por dependencia de una persona anciana es una labor que requiere de paciencia y buenas intenciones, pero sobretodo se necesita tiempo, y algunas personas no disponen del suficiente si tienen otras responsabilidades imperativas que realizar. Ante esta necesidad cada vez más reconocida, son ya varias las empresas que se han especializado en ofrecer un servicio de acompañamiento hospitalario que permita a los familiares de los pacientes la conciliación laboral o familiar con el cuidado y la preocupación de sus seres queridos.

Este servicio ofrece una alternativa a los familiares y contribuye a regular la conciliación de estos con su vida privada

Como hemos dicho, uno de los motivos más recurrentes que hacen que algunas personas se planteen este servicio es la falta de tiempo, pero muy a la par existe otro motivo principal que urge a que se cuente con profesionales expertos. Lo cierto es que gozar de tranquilidad es la mejor manera de sobrellevar una situación desfavorable ante una enfermedad o ingreso hospitalario; esta tranquilidad a veces no se palia solo permaneciendo al lado de la persona querida, sino que se consigue estando seguros que el paciente en cuestión recibe los mejores cuidados. Y esto es posible si es un equipo especializado el que se hace cargo de la situación.

Uno de ellos es mSoluciona Madrid, una empresa que cuenta con un equipo de expertos en el servicio de asistencia hospitalaria que se van a encargar de cuidar a tus seres queridos de la mejor manera posible gracias a un grupo de trabajadores multidisciplinares formado por especialistas del sector de la enfermería, la geriatría o el mundo auxiliar. ¿Qué es lo que contratas? Seriedad, privacidad, responsabilidad, rapidez, empatía, cariño y todas aquellas características indispensables que van a hacer que, dentro de las posibilidades del paciente, este pueda ir mejorando acompañado del mejor cuidador cualificado.

¿Cómo funciona el servicio que proporciona mSoluciona Madrid?

Este equipo trabaja sobre una premisa básica: sus profesionales saben del cierto lo difícil que es acompañar a familiares y amigos en situaciones de enfermedad o dependencia, ya no solo por temas de conciliación familiar o laboral, sino también psicológica y emocionalmente. De hecho, este es su base más acérrima para dar un servicio integral con todo tipo de funciones que releven de esta responsabilidad a los familiares para que estos puedan compaginar su día a día con el acompañamiento al paciente. 

Y es que una cosa hay que dejar clara: contratar este servicio no significa abandonar a la persona querida ni es excluyente de brindarle al paciente todo lo que como familiares o amigos podamos proporcionar, sino al contrario. Se trata de aprovechar unas funciones que no están a nuestro alcance como acompañantes y que, sin duda, van a mejorar la calidad hospitalaria del enfermo gracias a un equipo específicamente preparado para afrontar situaciones de todo tipo.

El funcionamiento de mSoluciona es sencillo e incluye varias modalidades en función de cuáles sean las demandas, peticiones o necesidades concretas de cada paciente – y de cada familiar. Está disponible tanto de día como en el turno de noche, aunque es importante recordar que se trata de un servicio que se da íntegramente en el hospital. Algo que empuja a los familiares a ganarse la confianza de estos cuidadores es el informe diario que estos deben realizar cada día, en el que deben detallar toda la información que han recopilado durante el servicio, y que sirve para mejorar la tranquilidad y seguridad de los contratantes al tiempo que estos estarán alerta de cualquier proceso o retroceso que tenga el paciente. 

En cuanto al precio, el servicio de asistencia hospitalaria es un trabajo muy especializado en el que influyen factores diferentes: las horas destinadas al cuidado del paciente, las funciones que deban llevarse a cabo, las necesidades concretas de este, etc. Es por ello que el precio varía de un caso a otro, quedando estipulado normalmente antes de efectuar la contratación y siendo este negociado y aceptado por ambas partes. No obstante, como información complementaria, cabe decir que los turnos nocturnos son más caros que los diurnos.