Compartir

Cuando hablamos de cirugía estética es más que posible que asimilemos este tipo de intervenciones a las mujeres más que a los hombres. Sin embargo, esto no es cierto. El cuidado de la imagen corporal ya no diferencia por sexos. Los hombres se han acercado a la cirugía y la medicina estética, con una demanda muy particular. A día de hoy, un 17% de los clientes de este tipo de intervenciones son hombres.

Los hombres recurren a la cirugía estética para realizarse liposucciones, rectificar bolsas en los ojos o para tratar su alopecia mediante un transplante capilar. Esta última intervención tiene cada vez más demanda. Esto es debido a que la alopecia preocupa mucho a los varones. Según un sondeo de la Organización de Consumidores (OCU), realizado a finales del pasado año 2019, solo al 37% de los españoles no les preocupa la pérdida de cabello y la mitad de ellos confesaba haber llevado a cabo algún tratamiento o remedio contra la alopecia.

Esta preocupación queda manifiesta por el boom experimentado por los viajes a Turquía para realizarse trasplantes capilares. Sin embargo, esta tendencia tiene muchos peligros. Podemos encontrarnos con clínicas ilegales o que no cumplen los requisitos sanitarios. Pueden surgir problemas posoperatorios ya de vuelta a nuestro país, que pueden provocar secuelas o que esa intervención haya sido en vano.

Trasplantes en España

Para asegurar que estamos en manos de profesionales que cumplen estrictamente la normativa a la hora de realizar trasplantes capilares lo mejor es llevar a cabo esta intervención en España. La normativa sanitaria en nuestro país es muy estricta en las condiciones en las que debe llevarse a cabo una operación estética y cualquier clínica debe acreditar de manera exhaustiva su capacidad de atender a sus pacientes médicamente en sus tratamientos y posibles complicaciones. 

Además, el nuestro es un país de referencia en cirugía estética, contando con profesionales de muchísimo renombre. Así, grandes profesionales y una normativa estricta aseguran el éxito en las intervenciones, que en España tienen un porcentaje altísimo, mucho más alto que en otros países en donde la normativa es mucho más laxa o no se realiza un control de centros ilegales por parte de las autoridades.

En qué consiste el transplante capilar

Acudimos a informarnos a los expertos de Ticap Clínics para que nos expliquen en qué consiste este tipo de intervenciones. Esta técnica se caracteriza por la extracción mediante microdisecciones de unidades foliculares de zonas densas del cuero cabelludo para ser implantadas mediante pequeños puntos de incisión en el cuero cabelludo de las zonas en donde hay menos cabello porque se ha caído.

Se trata de una cirugía sencilla, ambulatoria y prácticamente indolora, pero que necesita de un equipo médico y auxiliar titulados, ya que requiere anestesia local y posteriores controles para lograr el mejor resultado. Existen dos métodos para realizar estos trasplantes que se llevan a cabo en función de los resultados que se obtienen tras diversas evaluaciones, exámenes capilares y estudios de ADN: el método FUE y el método DHI.

Otras aplicaciones

Siempre se ha hablado del injerto capilar como solución a la calvicie y, por ello, realizada sólo en la cabeza del paciente para recuperar total o parcialmente su cabello, pero ello no es así, puesto que esta intervención tiene otras aplicaciones. Gracias a Ticap Clínics, descubrimos que algunos pacientes acuden a su clínica para realizarse injertos en otras zonas en las que quieren tener pelo.

Es muy usual realizar este tipo de intervenciones en cicatrices profundas en las que el pelo ha dejado de crecer. También puede realizarse injertos en la barba, sobre todo en hombres que sufren de un crecimiento irregular del vello y que tienen zonas en las que no crece barba o bigote. También es usual realizar esta intervención en el pubis y también en las cejas.

Opciones muy económicas

Hemos hablado de personas que se realizan estas intervenciones en otros países porque, aparentemente, es más económico, pero esto no es así. En España, clínicas como Ticap Clinics proponen intervenciones de trasplante capilar por sólo 1.000 euros, con todos los exámenes y analíticas, intervención y seguimiento incluidos.

Con un completo equipo médico y auxiliar especializado, esta clínica ofrece un compromiso de implantación por el que, si el resultado no es el esperado se devuelve el dinero invertido. El cliente puede acudir a su clínica de Atocha y, en breve (concretamente, el 24 de julio), a su nuevo centro en Boadilla del Monte, para que se le realice un estudio completamente personalizado sobre qué tipo de intervención es la mejor para que recupere el cabello.

Además, una vez realizada esta intervención, los especialistas de Ticap Clinics brindarán un seguimiento médico continuo desde el primer día hasta que el problema se alopecia se solucione.

Ticap Clinics revoluciona el sector ofreciendo los mejores resultados a un precio muy competitivo.