Compartir

Artistas como Enrique Bunbury o Miguel Bosé desconfían de la versión oficial ofrecida sobre el origen de la enfermedad y han expresado su descontento en las redes sociales

La pandemia del coronavirus ha causado a nivel social tantos estragos como escepticismo. Cada vez son más las voces que ponen en tela de juicio la versión oficial que transmiten los gobiernos de las grandes economías mundiales y elucubran teorías conspiranoicas sobre el origen de la enfermedad. A este grupo se han sumado recientemente artistas reconocidos a nivel nacional como Miguel Bosé o Enrique Bunbury, que han utilizado las redes sociales para mostrar vehementemente su desaprobación.

El coronavirus, “la gran mentira de los gobiernos”

Miguel Bosé ha vivido en primera persona la pérdida de un ser querido por coronavirus. Su madre y actriz Lucía Bosé falleció el pasado 23 de marzo en un hospital de Segovia fruto de esta enfermedad. Desde entonces el artista se ha mostrado bastante crítico con aquello que se publica y trasciende sobre el virus. 

En su cuenta personal en la red social Twitter se decidió a informar a sus seguidores sobre los presuntos peligros de la red 5G, relacionándola con la COVID-19 e impartiendo videoconferencias sobre este tema tan candente. Él llegó a decir que el coronavirus es “la gran mentira de los gobiernos y explicó que tanto Suiza, como los países nórdicos de Europa “saben desde el principio de la gran mentira de los gobiernos, el de España incluido”, ayudándose de un vídeo donde supuestamente aparecen personas no respetando la distancia de seguridad ni las medidas preventivas en la ciudad de Ginebra.

Desconfianza sobre las vacunas

Otra de las polémicas reflexiones que ha realizado es sobre las posibles vacunas. El cantante defiende que “han sido creadas para implantar a la población mundial microchips o nanobots con el solo fin de controlarla”. A lo que añade: “Una vez que activen la red 5G, clave en esta operación de dominio global, seremos borregos a su merced y necesidades”. Mientras que sitúa a la fundación del magnate Bill Gates como principal cerebro de esta operación

El vocalista del grupo Héroes del Silencio, Enrique Bunbury, reconoció en una entrevista para la Revista GQ Mexico que no se pondría una vacuna que incluyera un microchip. Este músico, que también ha compartido en su cuenta de Twitter una imagen de la campaña contra Bill Gates, recalca la importancia de la libertad médica en una situación como la actual.

De hecho afirmó: “Es un tema muy importante que la gente no está valorando, que el ciudadano y su médico son quienes deben tomar decisiones. Dejar que las decisiones médicas las tomen gobiernos o instituciones por encima de la gente es extremadamente peligroso, no es recomendable, no sé a quién se le ha ocurrido pero tira por tierra todos los derechos constitucionales del planeta”.

No obstante, estos argumentos no tardaron en ser examinados por distintos medios de comunicación para comprobar el recorrido de estas teorías conspiranoicas. Y es que el coronavirus y sus efectos generan a diario un aluvión de noticias, sí; pero también un gran número de bulos que desde el Gobierno tratan ya de regular y controlar. Además las redes sociales posibilitan la máxima difusión de cualquier noticia independientemente de su veracidad y es posible que un dato o apunte falso se convierta en algo sumamente relevante. Algo que, desde distintos medios, afirman que ha sucedido con el caso concreto de Miguel Bosé y Enrique Bunbury.