Compartir

La investigación privada se ha convertido en un punto clave en la actualidad para la resolución de conflictos

Un detective privado o investigador es una persona que se contrata para resolver un problema, duda o misterio. No suele estar bajo el amparo de una agencia gubernamental y sus orígenes (experiencia) pueden ser muy variados, desde ex policías, ex miembros del ejército o estudiantes de diferentes escuelas o universidades forenses.

Los servicios de Detectives Madrid Indicios suelen ser contratados por entidades privadas e individuales para que apoyen las investigaciones abiertas o aquellas que por algún motivo han sido cerradas sin ser esclarecidas. También suelen realizar investigaciones sobre hechos que no son criminales, sino que se trata de averiguaciones extraoficiales.

Qué servicios prestan los detectives privados

Los servicios que desarrollan los detectives privados consisten, fundamentalmente, en practicar por cuenta de terceros todas las averiguaciones que resulten necesarias con aportación de pruebas.

  • Investigaciones relacionadas con el ámbito económico, laboral, mercantil y financiero en general, vida personal y social exceptuando aquella que se desarrolle en el domicilio o en lugares privados.
  • Obtención de información que garantice el normal desarrollo de actividades en diferentes ámbitos, como ferias, certámenes, exposiciones, etc.
  • Realización de averiguaciones y obtención de información y pruebas relacionadas con delitos perseguibles y que son cometidos por una tercera persona dentro del proceso penal.

Para que una agencia de detectives acepte este tipo de encargos o de servicios, los interesados deben mostrar y acreditar que ellos son los solicitantes y cuál es el interés que tienen en la obtención de dicha información.Los detectives poseen un código ético que deben cumplir y deberán respetar los límites de las investigaciones, así como el anonimato de sus clientes.

Existen diferentes ámbitos en los que suelen realizar investigaciones los detectives privados:

  • Área familiar: investigaciones de infidelidades (es una de las más solicitadas), separaciones, divorcios, custodia de menores, adicciones sociales, conductas inapropiadas, etc.
  • Área empresarial: competencia desleal, fuerzas competitivas, absentismo laboral, insolvencia fingida, etc.
  • Compañías de seguros y mutua: verificación de siniestros, comprobaciones de secuelas, fraudes por secuelas, lucro cesante, etc.
  • Informática forense y ciberseguridad: periciales informáticos, extracción y análisis evidenciables, ciberseguridad, verificación de conversaciones de WhatsApp, etc.

Consejos para contratar los servicios de un detective privado

Se suele contratar los servicios de un detective privado porque la información que se necesita obtener es muy importante, por lo que es imprescindible encontrar a un profesional que se adapte a los requerimientos y necesidades individuales de cada uno.

Primera recomendación

Cuando el usuario se encuentre en la necesidad de recurrir a los servicios de un Detective Privado, lo mejor es que comience a buscar uno lo antes posible, pues en muchas ocasiones ciertas personas implicadas en el caso intentan realizar las averiguaciones por su cuenta y a la larga se vuelven un problema que puede entorpecer los resultados y dañar una posible investigación futura.

Comprobar la identidad Profesional (TIP)

El usuario debe asegurarse que el detective con el que va a trabajar es un profesional autorizado y capacitado por el Ministerio del Interior. Un detective habilitado debe disponer de su TIP, un carnet expedido por la Dirección General de la Policía que lo habilita para el desarrollo de sus funciones.

Elegir aquel profesional que inspire confianza

No se debe elegir a un profesional que realice investigaciones demasiado baratas.  Aunque lo económico sea un factor importante, no debe ser definitorio, pues la relación que se va a establecer será muy personal debido a que se le proporcionará al detective  información íntima y confidencial.

Realizar un cribado

Se recomienda contactar con distintas agencias de detectives, compararlas y luego decantarse por una. Es importante que una vez se haya hecho la elección, el usuario esté satisfecho.

Contratar detectives con experiencia

Cada investigación es diferente y suelen ser bastante complejas, más de lo que pudiera llegar a parecer. Por lo tanto, es importante contratar a un profesional que cuente con varios años de experiencia en el tipo de investigación que se quiere realizar, para que pueda llegar a controlar todas las variables que lleguen a presentarse a lo largo de todo el proceso.

Crear vías de comunicación entre abogado y detective

Para poder sacar mayor provecho a la situación y a la investigación, es recomendable que el abogado participe en la planificación. De esta manera se podrán fijar los objetivos claramente, pues el abogado podrá dictaminar qué información será necesaria para trabajar diferentes puntos durante la defensa.

La obtención de pruebas o evidencias es fundamental para obtener una decisión judicial a favor de la persona que contrata los servicios de investigación.

Dejarse asesorar

Cuando se recurre a un Detective Privado, se está contratando a un profesional de la investigación privada que posee conocimientos y experiencias suficientes para poder realizar de la mejor manera posible su labor y así conseguir aquello que se precisa.

Por eso es necesario dejarse guiar por los consejos que él proporcione, pues nadie sabe mejor cuál es la manera más adecuada de conseguir los datos necesarios y si la investigación es viable o no.