Inicio Reportajes ¿Cuánto cuesta dar de alta de la luz?

¿Cuánto cuesta dar de alta de la luz?

316
0
Compartir

El coste oscila entre los 62,55 euros y los 320,44 euros en el caso de dar de alta la luz por primera vez

Dar de alta la luz es uno de los procesos más habituales cuando se entra a vivir en una casa cuyo anterior propietario ha dado de baja la luz o cuando el inmueble nunca ha contado con un suministro de luz. Este proceso es sencillo y la duración del trámite suele ser de unos siete días hábiles desde que la comercializadora autoriza el nuevo punto de luz. Sin embargo, el proceso de Alta de luz conlleva una serie de gastos asociados que vamos a explicar a continuación.

En concreto, los gastos asociados son los relacionados con los derechos de alta de luz, que son los que van a cubrir los gastos de gestión y mantenimiento del sistema por parte de la distribuidora. En concreto, los derechos de alta de luz que hay que abonar son tres y tienen diferentes precios.

Por un lado, los derechos de extensión tienen un coste medio de 17,37 euros por cada kW de potencia contratada. En lo que se refiere a los derechos de acceso, el coste es de 19,70 euros por cada kW y estos nunca podrán superar los recogidos en los derechos de extensión. Por último, los derechos de enganche requieren la inversión de 9,04 euros por la actuación del técnico que realiza la conexión del suministro.

El precio de estos costes, sin embargo, también varía en función de unos factores u otros. Así, por ejemplo la potencia contratada en el inmueble es uno de los indicadores que va a marcar el precio, así como si se trata de la primera vez en la que se da de alta la luz en el inmueble o, en el caso contrario, de cuánto tiempo llevaba de baja el suministro de luz en un inmueble que ya había contado con anterioridad con este servicio. El pago de estos servicios se realizan en la primera factura de electricidad.

El precio de altas nuevas es más elevado

Con todo lo mencionado anteriormente, vamos a relatar cuáles serían los gastos definitivos a la hora de llevar el alta de la luz en ejemplos concretos y en función de si es un alta nueva o en un inmueble donde ya había un punto de suministro en el pasado (máximo de tres años desde la baja del mismo).

Con respecto a la primera situación, que es la misma que cuando la luz ha estado de baja durante más de tres años, el importe total suele oscilar entre los 62,55 euros de la potencia más baja a los 320,44 en los que casos donde se contrate la máxima potencia, que es de 6,9 kW. En detalle, los precios son los siguientes:

  • Potencia de 1,15 kW tiene un precio de 62,52 euros
  • Potencia de 2,3 kW tiene un precio de 114,10  euros
  • Potencia de 3,45 kW tiene un precio de 165,69 euros
  • Potencia de 4,6 kW tiene un precio de 217,272 euros
  • Potencia de 5,75 kW tiene un precio de 268,85 euros.
  • Potencia de 6,9 kW tiene un precio de 320,44 euros

Los pagos por el trámite de un alta nueva de luz son más elevados que cuando el inmueble ya contaba con un punto de suministro y no lleva más de 3 años de baja. En estos casos, el coste, por potencia contratada, es el siguiente:

  • Potencia de 1,15 kW tiene un precio de 38,35 euros
  • Potencia de 2,3 kW tiene un precio de 65,76  euros
  • Potencia de 3,45 kW tiene un precio de 93,18 euros
  • Potencia de 4,6 kW tiene un precio de 120,59 euros
  • Potencia de 5,75 kW tiene un precio de 148,00 euros.
  • Potencia de 6,9 kW tiene un precio de 175,41 euros

Estas son las potencias más habituales de contratación. No obstante, también es posible contratar más potencia, yendo desde los 8,05 kW hasta los 10,35 kW.

¿Varía el precio en función de la compañía?

Esta es una de las preguntas más recurrentes a la hora de llevar cabo este proceso. Al contrario de lo que se suele pensar, el coste de dar de alta la luz es independiente de la compañía con la que se realice el trámite, ya que la distribuidora de luz depende de la zona geográfica en la que vive cada uno de los usuarios de la misma.

Además, según explican desde el portal Selectra, un comparador de las comercializadoras a las que se pueden acoger los consumidores, los clientes deben aportar un depósito de garantía. “Esta cantidad es requerida por las distribuidoras y solo puede ser exigida durante seis meses desde la realización del contrato”, detallan desde este portal web especializado.