Compartir

A todo el mundo le gusta tomarse un buen café mientras está trabajando. Sobre todo ahora, que el frío empieza a llegar y a bajar las temperaturas como ya no lo recordábamos, tener a mano una buena taza de esa bebida caliente puede ser algo que cambie por completo el ánimo para todo el día. Para algunas personas, de hecho, es lo que les da el aporte de energía que necesitan para poder seguir adelante día a día.

Pero la situación ahora es muy diferente a como lo era antes. Las máquinas para café en oficinas ya se miran con algo más de recelo, y no digamos ya de tomar el café fuera para refrescarse un poco y tomar el aire. Esas cuestiones han quedado un poco atrás debido al contexto en el que vivimos, y es que la pandemia que ha azotado al mundo entero este 2020 ha cambiaro por completo nuestra forma de ver el día a día, incluso los gestos más pequeños e inofensivos.

Por eso cada vez se opta más por usar termos para café. Con ellos, ya no solo te ahorras ese euro o esos dos euros que podría costar el café mientras trabajas, también te dan cierta versatilidad y flexibilidad que antes no tenías. ¿Que hace frío fuera? No pasa nada, con tu termo jamás va a bajar la temperatura. ¿Que el café lleva preparado muchas horas y temes que se enfríe? Tampoco te preocupes, este recipiente está pensado para que el calor de su interior se conserve a las mil maravillas.

Los termos ya son el pan de cada día de más trabajadores

Viendo la solución que ofrecen, no sorprende que cada vez haya más trabajadores que deciden preparar un buen café en casa y llevárselo al trabajo, aunque a veces este no sea más que la pequeña oficina que han improvisado en una parte del salón o en ese cuarto que nunca se usaba. Tanto para los que trabajan en remoto, como para los que son más de ir a la oficina o al coworking a trabajar, el termo es ya algo que no falta nunca en su rutina diaria.

El café, siempre caliente, sin importar la temperatura del exterior y sin tener que preocuparte de haberlo hecho recientemente. Ya no es solo cuestión de mantenerlo caliente, porque incluso las personas que lo prefieren frío pueden aprovecharlo también. Conserva la temperatura de su interior, independientemente del entorno que le rodee, siempre y cuando se conserve cerrado, por supuesto.

A eso hay que sumar que hay modelos de todas clases, aunque de todas las marcas que hay en este sector, conviene destacar los termos Milu. Esta marca ofrece un diseño totalmente ergonómico, con un sistema de cierre pensado para poder beber sin que se derrame todo por todas partes y, además, con una parte para poder sujetarlo sin quemarse por lo que hay dentro. Cuentan, además, con modelos de varios colores y también de diferentes capacidades, tanto de 375 como de 450 mililitros.

Esa marca en concreto es una de las más populares que hay, ya que ha sabido apostar por un diseño diferente sin renunciar ni a las prestaciones ni a los buenos precios. Hay quien cree que los termos de calidad tienen que ser caros, pero nada más lejos de la realidad. Esta firma demuestra, con su propuesta, que no hay que hacer una gran inversión para disfrutar de la bebida fría o caliente sin miedo a que pierda su temperatura.

La innovación se apodera de los termos

Siempre que hablamos de termos, pensamos en esos recipientes de metal con diselo cilíndrico, pero eso es cosa del pasado. Los modelos que hay ahora apuestan por materiales tan dispares como lo pueden ser el bambú o el acero, y los hay incluso que simulan la textura del corcho para ofrecer un tacto diferente. Asimismo, hay soluciones mucho más modernas que incluyen incluso un sensor térmico con visor para que puedas ver la temperatura exacta a la que está la bebida que guardan.

Si eres una persona especialmente delicada con la temperatura del café, por ejemplo, estos termos te van a decir exactamente a cuánto está, para que veas si se adecua a lo que te gusta. Y en cuanto a las formas, ya puedes imaginar que la variedad está servida. Los hay que se ciñen al diseño tradicional, también los que, como los termos de Milu, apuestan por pequeñas variaciones de este; pero, también, los hay que rompen por completo el molde con diseños que parecen tazas de verdad.

Lo importante es que hay formas, materiales y tecnologías implicadas para todos los gustos. Cualquier consumidor que quiera conservar su bebida con la temperatura perfecta, ahora tiene un aliado genial. En tiempos de pandemia como los que vivimos, el termo para café se ha convertido casi en una herramienta, y más con todas las bondades que ha ido sumando.