Inicio Magazine Con la ayuda del ajedrez tus hijos podrán mejorar varias habilidades

Con la ayuda del ajedrez tus hijos podrán mejorar varias habilidades

9
0
Compartir

El ajedrez es uno de esos juegos que nunca pasa de moda y siempre está en nuestras mentes y sigue siendo uno de los juegos más reconocibles del mundo. Pero no es solo un juego de estrategia, pensamiento rápido y planificación. Más allá de eso, es una excelente herramienta para ayudarnos a mejorar las habilidades intelectuales, incluida la resolución de problemas, el pensamiento crítico y la creatividad. En este artículo podremos explorar las ventajas de jugar al ajedrez para varios niños y por qué debería considerarse una forma de educación en los colegios, aunque algunos lo han incorporado a sus actividades.

¿Cuáles son las ventajas y beneficios del ajedrez para niños?

Resulta que los niños que juegan al ajedrez desarrollan mejores habilidades sociales. Estos niños tienen mayor capacidad para resolver problemas y mejorar su inteligencia espacial. No hay una edad mínima o máxima en el ajedrez. En ajedrez no solo hablamos de estrategia, sino de lógica y toma de decisiones. Además, los niños aprenden a mirar más allá del presente, a planificar cuidadosamente sus acciones en función de los resultados de sus acciones y a concentrarse en el futuro.

El entretenimiento que proporciona jugar al ajedrez también aporta otros beneficios al jugador. Los niños que juegan al ajedrez tienen más probabilidades de desempeñarse mejor en la escuela debido a sus mejores habilidades de ajedrez y de resolución de problemas. Con ello, la Academia de Ajedrez de Alto Rendimiento Alberto Chueca ofrece las últimas 10 plazas para que más niños se sumen a aprender y mejorar el ajedrez este mes de septiembre. El ajedrez se ha vuelto cada vez más popular debido a los muchos beneficios de jugar el juego y los beneficios que brinda a los niños. Los chess coach apropiados para la edad de los niños hacen posible la práctica de la disciplina y les permiten adquirir muchas habilidades.

Los niños que juegan al ajedrez aprenden a pensar estratégicamente y a planificar con anticipación. Además, también aprendieron paciencia y autocontrol, lo cual es posible porque el próximo movimiento debe ser considerado cuidadosamente antes de jugar el juego. El ajedrez también ayuda con la comprensión de lectura, las habilidades matemáticas, la mejora de la memoria y la concentración, así como la conciencia espacial y la creatividad. Además de mejorar las habilidades sociales, se sabe que los jugadores necesitan interactuar con otros mientras juegan. En los niños, el ajedrez genera confianza y autoestima, un estímulo importante. Este es un juego que requiere estrategia y sabiduría.

Al acostumbrar a un niño a jugar al ajedrez, podemos decir que estamos sentando las bases para mejorar todas sus habilidades. Con el ajedrez, aprendes a estudiar a tu oponente, lo que también implica el desarrollo de ciertas habilidades mentales. Cuando conocemos el comportamiento del adversario ante las acciones que realizamos, además de poder gestionar los tiempos y conocer las reacciones que proporciona el adversario.

Podemos decir que el ajedrez es una de las disciplinas más completas que existen.

Cuando juegas al ajedrez, no puedes estar en tu zona de confort, una vez que alcanzas cierto nivel. Eso significa estar siempre alerta y consciente de los movimientos de tu oponente, lo que significa poner en acción todo el conocimiento mental que tienes.

La psicología del ajedrez se puede dividir en tres partes:

  • Táctica: ¿Cómo afecta los movimientos del jugador?
  • Estrategia: ¿Cómo afecta la toma de decisiones del jugador?
  • Motivación: ¿Cómo afecta el estado de ánimo del jugador?

Al desarrollar estas habilidades desde una edad temprana, estamos sentando las bases que pueden proporcionar a los niños herramientas muy efectivas para el futuro. Sin que el alumno se dé cuenta, va adquiriendo todas las habilidades necesarias, que son muy válidas una vez que es adulto.

Todo esto se puede hacer con el ajedrez, una disciplina que ha estado en el punto de mira durante miles de años. Además, al jugar al ajedrez, puedes entrenar un lenguaje universal como el pensamiento, la paciencia y la estrategia. Ahora siempre es un buen momento para empezar a dar tus primeros pasos e inculcar el noble arte del ajedrez a tus hijos. Comenzar un curso para practicarlo puede ser un gran estímulo para cualquier niño, ya que le proporcionará un conjunto de habilidades muy útiles para usar cuando lo necesite.