Inicio Reportajes Legislar, ¿para jugar mejor?

Legislar, ¿para jugar mejor?

38
0
Compartir

Hay juegos, como el de la ruleta en vivo, que despiertan interés por aquellas personas interesadas en los casinos, o que bien son jugadores habituales en ellos. El juego online es una realidad bien implementada en España desde que Internet se coló en nuestros hogares. Ahora, el Ministerio de Consumo saca adelante un Real Decreto Ley muy restrictivo y duro en bastantes aspectos, y que limita la tarea publicitaria y el acceso a este tipo de plataformas por parte de nuevos jugadores. ¿Es una normativa para legislar mejor.

Polémica y que no deja a todos contentos

La ley, que sale adelante con el apoyo mayoritario del parlamento, es vista ojos de la sociedad como muy necesaria. Sabemos de los problemas que el mal uso del juego ha tenido en multitud de familias. Son los propios operadores los que sean conscientes de ellos, consideran que la culpa no es del juego en sí, sino de la falta de mecanismos para que los usuarios puedan regularse de manera efectiva. El juego es algo innato al ser humano, y en España tenemos una gran tradición con la lotería, algo sobre lo que no se toca en esta nueva normativa. Es decir, jugar está bien visto, pero depende de para qué.

El daño que ha hecho el mal uso del juego el parte de la sociedad ha derivado tanto en problemas de adicción como de deudas. Pero jugar no es una actividad peligrosa si se tiene capacidad de control y se disponen de unas ideas claras antes de comenzar a jugar. Por ejemplo, cuál es nuestro presupuesto y cómo lo vamos a emplear o el tiempo que vamos a dedicar a jugar.

De esta manera, la nueva normativa que entra en vigor durante este año no es muy bien vista por parte de las plataformas de juego. El principal punto polémico es el de la publicidad, que a partir de ahora quedará totalmente restringida y con un valor testimonial. Será una franja horaria de madrugada, concretamente entre la 1:00 y las 5:00 cuando podrá realizarse en cualquier medio. Fuera de este horario queda totalmente prohibida, haciendo extensiva esta merma tanto en redes sociales como en conocidas plataformas de vídeo.

No solo queda aquí el asunto de la publicidad. Los operadores de juego tendrán a partir de ahora terminantemente prohibido hacer uso de personajes famosos y conocidos para publicitar sus plataformas. Con ello se pretende una disociación de la imagen del juego como algo que tenga que ver con el éxito empresarial o deportivo.

También resulta muy polémico el asunto de las retribuciones fiscales.

Actualmente, la legislación permitía que el Estado no recauda hará todo lo posible con el juego online. Todo esto va a comenzar a cambiar, ya que la ley se vuelve ahora algo más dura en este sentido y permitirá un mayor nivel recaudatorio con el objetivo de engordar las arcas estatales. Por ello, las plataformas se encuentran con un problema doble, ven mermadas sus posibilidades de conseguir ingresos, pero a la vez se les va a tributar de una manera bastante más severa.

Pero si quizás hay un aspecto bastante polémico en la nueva legislación de este año 2021 es la de los bonos de bienvenida. Siempre han sido una herramienta muy habitual tanto de los casinos online como de las casas de apuestas para fomentar el juego. Este tipo de bonos proporcionan una serie de beneficios a los jugadores.

Por ejemplo, permiten jugar sin tener que arriesgar nuestro capital, y en caso de perder alguna tirada o apuesta, el dinero no es retornado. El nuevo Real Decreto Ley impedirá que aquellas personas que nunca han jugado tengan acceso a los bonos de bienvenida.

Solamente podrán beneficiarse de este tipo de promociones aquellas personas cuya identidad ya haya sido verificada y lleven al menos 30 días registrados como usuarios de la plataforma de juego.

El sector se encuentra en una situación bastante comprometida, ya que ven que no cuentan con el apoyo necesario para poder seguir desarrollando su actividad en igualdad de condiciones con otro tipo de juegos.

Es cierto que en España existe una cultura de juego de azar bastante extendida. Sin embargo, los casinos online y las casas de apuestas se alejan de esta imagen. Son vistas como algo negativo y generan un rechazo considerable. Los empresarios del sector tienen la sensación de estar trabajando con una posición de plena desventaja con respecto a los juegos estatales.

Sabe por tanto un horizonte incierto, en el que habrá que encontrar el equilibrio entre fomentar un juego responsable, algo que las plataformas ya llevan tiempo aplicando, y conseguir que quienes se acerquen al juego por primera vez lo hagan con cautela y con una gran dosis de control. De esta manera, el juego será lo que tiene que ser, algo divertido.